Sayulita: Surf, Magia y Bohemia. Miércoles de Spots & Places

Escrito por el 18/07/2018

En el mundo de la moda, Boho Chic es un juego de palabras que fusiona lo bohemio con lo elegante, que bien podría acuñar esta definición: “vivir y vestir informal y lo más original posible”.

Este término le queda perfecto a Sayulita, un lugar pequeño e informal, de arquitectura sencilla y lleno de sofisticación, moda y gente de todos los rincones, una mezcla que ha convertido a este Pueblo Mágico en una perla en la Riviera Nayarita.

Foto: Secretaria de Turismo

Ubicado al sur del estado, cerca del río Ameca que separa a Jalisco y Nayarit, Sayulita fue una comunidad dedicada a la cosecha del coquito de aceite durante el siglo XX. Siguió así hasta la construcción de la carretera Las Varas-Vallarta y la filmación de La Noche de la Iguana dirigida por John Huston en 1963.

Esta película fue un suceso cinematográfico que situó a Puerto Vallarta y la Bahía de Banderas en la mira del mundo. Y estos lugares fueron el marco del romance que vivieron Elizabeth Taylor y Richard Burton, los protagonistas del filme.

Ante el éxito y la demanda de turistas de todo el mundo por conocer la ruta que va de Vallarta a Sayulita, en los años 70 se inició un ambicioso proyecto de desarrollo turístico, muy al estilo de Cancún, que no fue fructífero, al menos del lado nayarita pues en ese momento no se tuvo la visión turística de masas, lo que poco a poco cimentó lo que hoy es Sayulita, la justa medida entre pueblo y resort.

Foto: MorningbirdPhoto // Pixabay

En Sayulita, los hoteles son propiedad de particulares de la región. La vida está en las calles, en las tiendas atienden los propietarios, no hay “todo incluido” y el lugar entero tiene un toque de identidad, dignidad y pertenencia.

Es un lugar que mantiene lo rústico en sus calles empedradas, y lo tradicional y único, como nadar en Playa de los Muertos, a la que se llega cruzando el cementerio del lugar.

Foto: Secretaria de Turismo Nayarit

El oleaje de esta costa es ideal para la práctica del surf, deporte que se ha arraigado en el lugar. Hay muchas escuelas para aprender a montar una ola y surfistas de todo el mundo llegan a disfrutar ese ambiente que sólo ellos pueden armar: entre bohemio y sofisticado.

Foto: Travel Advisor // Pixabay

Desde 2015, Sayulita fue designado como Pueblo Mágico por la Secretaría de Turismo, lo que le da otro nivel en servicio y es una garantía para quienes lo visitan.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Trión 1 | Mazatlán

Current track
TITLE
ARTIST